El plan de marketing digital para políticos

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están cambiando la forma de comunicar y también la forma de hacer política. Hoy día no existe campaña electoral en la que no se aprecie la importancia que tiene la presencia digital del candidato en la mediatización de su mensaje político e incluso en la persuasión de futuros votantes. Sin embargo, cuando hablamos de presencia digital no nos referimos a tener una cuenta abierta en todas las redes sociales sino a contar con un plan de marketing digital político que sirva de carta de navegación durante toda la campaña.

Para realizar este plan es necesario contar con un asesor que direccione toda la estrategia digital y que pueda trabajar en función del objetivo del candidato, que no siempre es ganar la elección, algunas veces es contarse con su electorado, generar alianzas políticas o posicionar su imagen para una futura campaña.

Una vez que hemos determinado cuál es el objetivo del candidato, lo primero que el asesor debe hacer es realizar una investigación del entorno digital y de la situación actual del candidato. Para esto es importante contar con un análisis reputacional, que incluye determinar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (FODA) del candidato y hacer un benchmarking de sus adversarios. De igual manera, es importante la realización de un brief donde el candidato y su equipo le compartan al asesor la mayor información posible.

La investigación del ecosistema digital del candidato es fundamental ya que será el principal insumo del estratega digital para determinar cuál es el público objetivo, cuáles son las costumbres o hábitos digitales de ese público y también para indagar sobre la personalidad y reputación digital del candidato. Cuando el asesor obtiene esta información puede tomar mejores decisiones para realizar estrategias y tácticas de contenido a nivel digital, lo cual puede incluir la utilización de medios ganados, pagados o propios, y canales como la página web del candidato, sus redes sociales e incluso mailing y mensajería masiva de texto.

Cabe destacar que mientras se esté ejecutando el plan de marketing digital político es importante hacer un seguimiento pormenorizado de la conversación digital, ya que esto le permitirá al estratega realizar contenidos que estén en consonancia con la agenda del electorado y también detectar o detener a tiempo alguna crisis que pueda presentarse y que pueda incidir negativamente sobre la imagen digital del candidato.

Por Yaldimar Ruíz // Tw: @yaldimar Instagram: @yaldimar
Consultora política. Directora de la ONG Entre Ciudadanos. Profesora de Marketing Digital Político en Instituto Internet.