Las claves de la campaña en 4 c’s

Cuando hablamos de campaña podemos hablar de mensajes específicos, encuestas de opinión, estrategias digitales, spots publicitarios y jingles. Pero detrás de esto hay elementos subyacentes que deben estar presentes siempre.

Credibilidad, claridad, coherencia y consistencia son los pilares a la hora de construir la campaña. Estos puntos deben estar presentes en lo que el candidato dice, y en lo que el candidato hace a través de todos los medios e independientemente del momento de la campaña en el que se encuentre.

¿De qué hablamos cuando hablamos de estos pilares? La credibilidad es un aspecto esencial en las campañas y algo que el candidato tiene que tener sí o sí. En tiempos en los que el candidato es más importante que el partido en la percepción de los votantes, y en que las crisis son corrientes en política, la credibilidad es el activo más importante de los candidatos. La claridad, por otro lado, se vuelve fundamental para resaltar en la competencia electoral: si no se entiende qué es lo que venimos a decir difícilmente nos recuerden. En este sentido es bueno recordar el viejo refrán: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Si planificamos para redes sociales, más vale una frase clara y con impacto que un discurso largo donde el mensaje principal se desdibuje. Por último, la coherencia y la consistencia son claves cuando pensamos que en la campaña conviven formatos diversos e instancias de hablarle a públicos diferentes: independientemente de cuál sea el público y qué plataforma albergue nuestro mensaje no debemos perder de vista que, quien habla, siempre es el mismo emisor.

Para que estos puntos estén reflejados, los asesores tienen que tener la suficiente capacidad como para conocer a fondo a las dos principales partes y cómo interactúan: su candidato, lo que es capaz de ofrecer, a lo que puede y debe aspirar, y lo que debe comunicar por un lado; y el electorado, el público objetivo de la campaña, cómo se compone, qué lo preocupa y lo ocupa y lo que piensa o espera del candidato.

Si queremos que esto se realice de manera efectiva, la clave está en basarse en la investigación y poder conformar un equipo, con roles y tareas definidas, que sean capaces de leer la realidad, traducir allí las cuatro c’s, y convertirse en asesores confiables del candidato en cuestión.